lunes, 28 de febrero de 2011

Aprendiendo de la Vida







Aprendí que cuando amas... amas de verdad
sin importar absolutamente nada.

Sin importar razones, confusiones y presiones.
Y esta tanto lo que se siente en un segundo...
que queda tu corazón latiendo a mil por hora.

Es tan ciego a la vez que automáticamente te
encierras en una piel de metal... porque aunque
te hagan daño, tu no sientes el dolor. Porque
siempre fue mas fuerte el amor.

Pero cuando tu armadura comienza a gastarse...
entonces empiezas a sentir esos pequeños e
incasables golpecitos que te van doliendo cada
vez mas. Que van debilitando ese amor, que
según tu... era irrompible, incasable... fuerte
como las rocas en el mar.

Y siempre llega un momento de quiebre. Si,
inevitablemente llega. Y precisamente es ese en el
que las cosas comienzan a verse de color negro.
Donde todo lo lindo comienza a pudrirse... pero no
es porque tu quieras verlo asi. Lo que pasa es que
estas tan cegad@ que nunca te diste cuenta de los
errores, de las faltas que importantes fueron.. pero
que mas da? Nunca viste eso...

Aveces es mejor no sentir amor por NADIE.. si por lo
que te gusta. Pero por las personas... parece que no
es buena idea.. porque quieramoslo o no. NADIE AMA A
NADIE Y TODOS HACEMOS DAÑO